La siniestralidad y la vigilancia en carretera

A MAS VIGILANCIA, MENOS MUERTOS EN LAS CARRETERAS.

Aumentar un 10% la supervisión reduciría en 90 personas al año los muertos en las carreteras.

Según el estudio realizado por MAPFRE en colaboración con la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y la Universidad de Sevilla, incrementar la vigilancia en las carreteras un 10%, mediante agentes, reduciría la siniestralidad hasta un 5,3%, es decir, se salvarían hasta 90 vidas en España.

Y todo ello por el mejor cumplimiento de la norma por parte de los conductores.

El estudio se ha realizado con datos del periodo 2006 a 2015, analizando las variables de la norma que más afectan a los accidentes de tráfico: número de efectivos desplegados en las carreteras, el número de radares, el momento económico o el mes del año entre otros- y las relacionaron con la supervisión realizada por la Guardia Civil en esos periodos.

Del mismo modo, han constatado que la existencia de radares, actúa como un potente reductor de la velocidad: un incremento del 10% en el número de radares reduciría las víctimas en un 4%.

Igual sucede con las denuncias impuestas: un aumento del 10% del número de denuncias también reduciría la mortalidad entre el 2,1% y el 1,5%. Conclusión del estudio: “las denuncias salvan vidas”.

“La actividad de supervisión del cumplimiento de las normas de circulación es efectiva, salva numerosas vidas y, sobre todo, seguirá haciéndolo en el futuro si somos capaces de seguir invirtiendo en ella”. En este sentido el informe aplaude el reciente anuncio de la convocatoria de 1.800 plazas para cubrir jubilaciones y nuevas incorporaciones en la DGT lo que, sin duda, contribuirá a mejorar la supervisión y en definitiva a prevenir la siniestralidad en nuestras carreteras.