Daños que por diversas causas se ocasionen a la obra que se ejecuta durante el periodo de construcción.

Características del seguro

Descripción
Durante el periodo de construcción de una obra, ya sea un edificio o una infraestructura, ésta está expuesta a varios riesgos tales como el incendio, la explosión, el robo.; también se cubren los daños por errores en el diseño o la ejecución de la misma.

Estos daños pueden ocasionarse tanto a la propia obra ejecutada como a los materiales a pie de obra, la maquinaria y los equipos de construcción, los bienes de los trabajadores o los subcontratistas.

Es decir, hay un sin número de daños y circunstancias que pueden suceder y por culpa de cualquiera de los intervinientes en la obra o persona extraña a ésta y que pueden cubrirse por un contrato de Todo Riesgo a la Construcción.

Ventajas
El seguro de todo riesgo a la construcción cubre la sustitución, reparación de daños o reconstrucción, independientemente de quién sea el causante, durante todo el periodo de la obra y hasta doce meses posterior a la ejecución de la misma, sin que el asegurado -promotor o constructor- deba esperar a la determinación de responsabilidades por uno u otro actuante en la obra.

Además, el coste de éste seguro es muy pequeño con respecto a los capitales que asegura.

A veces, al promotor y al constructor le resulta difícil conocer qué coberturas necesita para asegurar una obra, antes, durante y después de haberla terminado. Nuestra experiencia le servirá para conocer todas las posibilidades sobre los riesgos a los que está expuesto.