¿Qué hacemos?

Urquía&Bas Correduría de Seguros

Ramos trabajados

En los riesgos empresariales aportamos valor

Multirriesgo empresarial

Multirriesgo empresarial ver seguro

Definimos en términos aseguradores la actividad desarrollada en la empresa,
para que ningún proceso que pueda agravar el riesgo quede fuera del conocimiento de la compañía evitando, en caso de siniestro, que pueda reducirse la indemnización. Por ejemplo: existencia de procesos auxiliares como extrusión de envases, barnizado, operaciones con aporte de calor, etc.

Te asesoramos sobre las personas físicas o jurídicas que actúan en el contrato de seguro
y sobre cómo podemos hacer que los intereses de todos queden cubiertos. Por ejemplo, el inmueble puede ser propiedad de una empresa patrimonial del asegurado. Es necesario que conste expresamente como asegurado.

Te explicamos los conceptos por los que se valoran los inmuebles, el mobiliario, la maquinaria y las mercancías:
Valor Real, Valor de Nuevo, Valor de Reposición.
De qué modo podemos hacer que las fluctuaciones de existencias de materia prima, en proceso o acabadas, estén correctamente aseguradas en cada momento mediante promedios anuales o declaraciones mensuales.

Te indicamos los riesgos sobre los que podemos ofercerle cobertura
Y en que porcentajes o capitales podemos establecer: “valor total” o “primer riesgo”.

Cuáles son las coberturas más necesarias y cuales las menos,
dependiendo de la probabilidad y la posibilidad de que un hecho suceda y su importancia. Es decir, tener en cuenta aquellos riesgos que pueden producir mayor quebranto.

Otras coberturas menos usuales y no menos importantes deben ser conocidas por usted.
por ejemplo: la pérdida de beneficios. En esta cobertura, el asegurado cubre las pérdidas sufridas por la paralización de la empresa durante el periodo necesario para su reconstrucción tras un siniestro, amparando los gastos fijos que se seguirán sucediendo así como, si se desea, el beneficio que se hubiera obtenido de haber continuado la actividad. Dependiendo del tipo de negocio, la pérdida de beneficios puede ser superior a los daños materiales sufridos.

Qué exclusiones debes conocer sobre las que te conviertes en propio asegurador.
En general estas exclusiones son comunes a todos los contratos de seguro. Puede ocurrir que alguna sea susceptible de ser contratada mediante un seguro específico. Por ejemplo: contaminación gradual, daños a la propia obra, avería de maquinaría, equipos portátiles.

También te explicaremos cómo reducir, en la medida de lo posible, el coste del seguro, mediante franquicias (importes del siniestro a cargo del asegurado), sistemas de prevención y, por supuesto, buscando entre las distintas compañías -de reconocida solvencia- el importe más bajo con la cobertura más amplia necesaria

Cómo se tramita un siniestro de impago:
todo el proceso, desde el primer aviso de prorroga al aviso de insolvencia, el concurso de acreedores, sus plazos de indemnización, etc.

Toda esta información te será ofrecida durante la vida del contrato, con repasos y revisiones periódicas que tú nos puedes solicitar en cualquier momento.

Seguros de crédito

Seguros de crédito ver seguro

Definimos en términos aseguradores la actividad desarrollada en la empresa,
para que ningún proceso que pueda agravar el riesgo quede fuera del conocimiento de la compañía evitando, en caso de siniestro, que pueda reducirse la indemnización. Por ejemplo: existencia de actividades distintas a las declaradas, ocasionales o permanentes sobre las que también se factura a los clientes, susceptibles de quedar pendientes de pago.

Te asesoramos sobre las personas físicas o jurídicas que actúan en el contrato de seguro
y cómo podemos hacer que los intereses de todos queden cubiertos. Por ejemplo, podemos cubrir a todas las empresas del grupo en una única póliza y en una sola gestión.

También querremos saber dónde se realiza la actividad:
España, Europa, Estados Unidos, etc., para buscar cobertura en todo el territorio y asegurando en una misma póliza las ventas nacionales y la exportación.

Te explicamos los conceptos que intervienen en la póliza:
Límite anual, clasificación de clientes, prorroga de crédito, aviso de impago, gastos de estudio, reestudio, etc.
Qué créditos se aseguran, qué clientes se cubren, cómo se tramita un siniestro de impago.
Todas estas cuestiones y muchas más que precisan de una gestión y asesoramiento constante por parte nuestra.
Te indicamos los riesgos sobre los que podemos ofrecerte cobertura y con qué límites de capital
para cada uno de tus clientes. Trasladamos a la compañía la previsión de ventas para cada uno de ellos y la compañía nos indica el importe que está dispuesta a asegurar. Si este importe no es como mínimo el 85 % de las ventas, exigimos la anulación de la póliza sin efectuar más pagos.

Qué créditos se aseguran,
pagos a crédito a 30, 60, 90, 120 días y más.

Qué clientes se cubren:
autónomos y empresas.

Qué clientes no se cubren:
instituciones, particulares y empresas del grupo asegurado.

En qué que porcentajes se aseguran:
en general se cubre el 80 % del importe impagado.

Cómo se tramita un siniestro de impago:
todo el proceso, desde el primer aviso de prorroga al aviso de insolvencia, el concurso de acreedores, sus plazos de indemnización, etc.

Nos ocupamos de regularizar la póliza atendiendo al criterio por el que se fijó el precio del seguro:
volumen de ventas a crédito aseguradas. Es justo que la compañía cobre por el riesgo que asegura y que tú estés cubierto de todas las posibles incidencias de impago.

Revisamos la tasa o valor aplicado.
Con el Tiempo, a medida que la empresa se hace grande, aumentan aquellos parámetros que fueron la base para la contratación de la póliza. En el caso del volumen de ventas, éste acostumbra a incrementarse con el tiempo y si además, va acompañado de una buena siniestralidad, promovemos una reducción de esos índices que se establecen para cada tramo. Por ejemplo: para cierta actividad, con 1.000.000 de euros de facturación si se aplica una tasa de 0.35 por mil, para 2.000.000 de euros la tasa podría ser del 0.29 y si la siniestralidad es baja, de un 0.27. Además, te negociaremos una bonificación anual por baja siniestralidad.

Qué exclusiones debes conocer sobre las que te convierte en propio asegurador.
En general estas exclusiones son comunes a todos los contratos de seguro de crédito. Entre ellas estaría la no declaración previa del crédito solicitado por un cliente nuevo, o el exceso sobre el capital concedido sobre un cliente determinado. Por ejemplo: La compañía me acepta un crédito de 50.000 euros para un cliente al que le vendo 60.000 euros. En caso de Impago total, el límite de indemnización por la compañía será de 50.000 euros y en caso de que el impago sea parcial, la compañía abonará la proporción sobre la que se aseguró con respecto a la no asegurada.

También te explicaremos cómo reducir, en la medida de lo posible, el coste del seguro
mediante franquicias (importes del siniestro a cargo del asegurado), sistematización en el procedimiento de concesión de créditos por parte del personal de la empresa, con el fin de que se reduzca la siniestralidad y, en consecuencia, pueda reducirse la prima anual del seguro por los buenos resultados de la póliza. También, se buscan entre las distintas compañías – de reconocida solvencia- el importe más bajo con la cobertura más amplia necesaria.

Toda esta información te será ofrecida durante la vida del contrato, con repasos y revisiones periódicas que tú nos puedes solicitar en cualquier momento.

Seguros de transporte

Seguros de transporte ver seguro

Definimos en términos aseguradores la actividad desarrollada en la empresa haciendo hincapié en la clase de mercancías transportadas para que  todas ellas queden cubiertas: perecederas, frágiles, artísticas, entre  otras, así como el medio de transporte utilizado: camión propio o  vehículos ajenos, para que no queden fuera del conocimiento de la  compañía evitando, en caso de siniestro, que pueda reducirse la  indemnización. Por ejemplo: transporte de material de loza sanitaria.

Te asesoramos sobre las personas físicas o jurídicas que actúan en el contrato de seguro y cómo podemos hacer que los intereses de todos queden cubiertos. Por ejemplo, el transportista, el importador, el beneficiario, etc.

Te explicamos los criterios por los que se valoran las mercancías.

Te explicamos cual puede ser el valor a asegurar y la cobertura necesaria según sea la fórmula de transporte a utilizar: FOB, CIF, etc.

Te indicamos las coberturas susceptibles de ser cubiertas para cada tipo de transporte y mercancía: a Condiciones Generales, Paralización o avería del aparato refrigerador, Todo Riesgo, Condiciones Inglesas, etc. y en que porcentajes o capitales podemos establecer: “valor parcial” o a “primer riesgo”.

Cuáles son las coberturas más necesarias y cuales las menos dependiendo de la probabilidad y la posibilidad de que un hecho suceda y su importancia. Es decir, tener en cuenta aquellos riesgos que pueden producir mayor quebranto.

Qué exclusiones debes conocer sobre las que te conviertes en propio asegurador. En general estas exclusiones son comunes a todos los contratos de seguro. Puede ocurrir que alguna sea susceptible de ser contratada mediante un seguro específico. Por ejemplo las obras de arte.

También te explicaremos cómo reducir, en la medida de lo posible, el coste del seguro, mediante franquicias (importes del siniestro a cargo del asegurado), sistemas de prevención y, por supuesto, buscando entre las distintas compañías – de reconocida solvencia- el importe más bajo con la cobertura más amplia necesaria.

Toda esta información te será ofrecida durante la vida del contrato, con repasos y revisiones periódicas que tú nos puedes solicitar en cualquier momento.

Seguros de arte

Seguros de arte ver seguro

Definimos en términos aseguradores tus intereses en cuanto a valoración de las piezas, coberturas más convenientes, tipos de seguro: “riesgos nominados” o “todo riesgo”
En el caso de las obras de arte, estas pueden tener distintas valoraciones dependiendo del mercado del arte, o valores estimados, o valores convenidos. También debe conocer todas las opciones de aseguramiento.

Te asesoramos sobre las personas físicas o jurídicas que actúan en el contrato de seguro y cómo podemos hacer que los intereses de todos queden cubiertos.

Te explicamos los conceptos por los que se valoran: valor de mercado, valor estimado y valor convenido.

Te indicamos los riesgos sobre los que podemos ofrecerte cobertura y en que porcentajes o capitales podemos establecer: “valor parcial” o a “primer riesgo”.

Cuáles son las coberturas mas necesarias y cuales las menos, dependiendo de la probabilidad y la posibilidad de que un hecho suceda y su importancia. Es decir, tener en cuenta aquellos riesgos que pueden producir mayor quebranto.

Otras coberturas menos usuales y no menos importantes deben ser conocidas por ti. Por ejemplo: el transporte de las obras en caso de traslados temporales, otorgando cobertura “clavo a clavo”, es decir, desde que se descuelgan de la pared, durante su traslado y exposición en otro museo o galería hasta que vuelven a colgarse en su lugar de origen.

Qué exclusiones debes conocer sobre las que te conviertes en propio asegurador.
En general estas exclusiones son comunes a todos los contratos de seguro. Puede ocurrir que alguna sea susceptible de ser contratada mediante un seguro específico o una cobertura adicional, como los objetos denominados “frágiles”. Por ejemplo: Se excluyen los daños debidos a la evolución de los componentes químicos de la obra. Esto sucede especialmente en el arte contemporáneo, donde se experimenta con viejos y nuevos materiales de composiciones muy distintas entre sí y con reacciones inesperadas.

También te explicaremos cómo reducir, en la medida de lo posible, el coste del seguro, mediante franquicias (importes del siniestro a cargo del asegurado) en el caso del seguro a todo riesgo y por supuesto, buscando entre las distintas compañías – de reconocida solvencia- el importe más bajo con la cobertura más amplia necesaria.

Toda esta información te será ofrecida durante la vida del contrato, con repasos y revisiones periódicas que tú nos puedes solicitar en cualquier momento.

Seguros de responsabilidad civil para administradores y directivos D&O

Seguros de responsabilidad civil para administradores y directivos D&O ver seguro

Los administradores y directivos de cualquier empresa están expuestos a múltiples responsabilidades derivadas de su quehacer diario.
Por ello es necesario que se doten de la cobertura de responsabilidad civil profesional, propia de su cargo.

También querremos saber dónde se realiza la actividad:
España, Europa, Estados Unidos, etc., para buscar cobertura en todo el territorio.

Te asesoramos sobre las personas físicas o jurídicas que actúan en el contrato de seguro, y cómo podemos hacer que los intereses de todos queden cubiertos: administradores, directivos, en ejercicio o jubilados, familiares directos de éstos, directivos de filiales y personas delegadas en empresas participadas.

Qué coberturas ofrece éste tipo de seguro, por ejemplo: responsabilidad del administrador por mobing o acoso sexual de un trabajador.

Otras coberturas menos usuales y no menos importantes deben ser conocidas por ti
como las reclamaciones por siniestros anteriores a la contratación de la póliza no conocidos por el asegurado o la defensa de su responsabilidad civil por contaminación, entre otras.

Cuáles son las coberturas mas necesarias y cuales las menos dependiendo de la probabilidad y la posibilidad de que un hecho suceda y su importancia. Es decir, tener en cuenta aquellos riesgos que pueden producir mayor quebranto.

Qué exclusiones debes conocer sobre las que te conviertes en propio asegurador. En general estas exclusiones son comunes a todos los contratos de seguro. Puede ocurrir que alguna sea susceptible de ser contratada mediante un seguro específico o no. Por ejemplo: los daños materiales o personales no están cubiertos por ésta póliza. Por ejemplo: al administrador se le olvida asegurar o asegura insuficientemente un edificio y padece un siniestro. Estos daños materiales no quedan cubiertos.

Nos ocupamos, siguiendo sus instrucciones, de regularizar la póliza atendiendo a los criterios por los que se fijó el precio del seguro: actividad, nuevas filiales y participadas, cambios en el accionariado, fusiones y absorciones, salida a bolsa que modifican la situación real de la empresa o grupo asegurado. Es necesario que ninguna variación deje de ser observada por el asegurador.

Revisamos la tasa o valor aplicado. Con el Tiempo, a medida que pasan los años la empresa crece, adquiere o funda filiales y participadas, amplía su actividad o su ubicación, pero también puede tener nuevas necesidades, ampliando los límites de capital asegurado, para que los administradores y directivos estén a cubierto hasta donde realmente sea necesario.

Qué empresas pueden asegurarse:
todas las sociedades: anónimas, limitadas, cooperativas, fundaciones, asociaciones, etc. En todas ellas pueden producirse reclamaciones contra los administradores aunque su trabajo no esté retribuido. Por ejemplo: puedes ser el presidente de tu gremio empresarial y tomar decisiones que afecten al conjunto de las empresas asociadas y que pueden dar lugar a una responsabilidad civil para el administrador.

Otras coberturas menos usuales y no menos importantes deben ser conocidas por usted: en el caso de anulación por parte de la compañía, usted puede reclamar la renovación por un periodo de hasta 4 años, con o sin cargo alguno, para cubrir aquellos siniestros ocurridos durante la vigencia de la póliza que pudieran manifestarse en años posteriores protegiendo al administrador de la pérdida de su patrimonio y de los suyos.

Qué exclusiones debes conocer sobre las que te conviertes en propio asegurador.
En general estas exclusiones son comunes a todos los contratos de seguro. Puede ocurrir que alguna sea susceptible de ser contratada mediante un seguro específico. Por ejemplo el incendio, los seguros de accidentes de los trabajadores o cualquier otro riesgo en el que puedan producirse daños materiales o personales.

También te explicaremos cómo reducir, en la medida de lo posible, el coste del seguro, dando la máxima información favorable a la aseguradora y, por supuesto, buscando entre las distintas compañías – de reconocida solvencia- el importe más bajo con la cobertura más amplia necesaria.
Toda esta información te será ofrecida durante la vida del contrato, con repasos y revisiones periódicas que tú nos puedes solicitar en cualquier momento.

Seguros de convenio para los trabajadores

Seguros de convenio para los trabajadores ver seguro

Adaptamos la póliza de accidentes colectivo de los trabajadores, a las coberturas especificadas en el texto del convenio, con todas sus peculiaridades. No todas las pólizas colectivas están realmente adaptadas a los diferentes convenios. En ocasiones algunas coberturas quedan fuera de la póliza. En estas pólizas, a veces, se incluye la enfermedad profesional, o el fallecimiento por enfermedad, u otra garantía adicional. Por ejemplo: el infarto de miocardio se considera en determinadas circunstancias accidente laboral, por lo que sólo una póliza específica de convenios le otorgará cobertura.

Te asesoramos sobre las personas físicas o jurídicas que actúan en el contrato de seguro y cómo podemos hacer que los intereses de todos queden cubiertos. Por ejemplo, te asesoramos en el tema de la designación de beneficiarios, evitando, en la medida de lo posible el texto “herederos legales” que en muchas ocasiones se revela como poco adecuado a la voluntad del asegurado.

Te explicamos los conceptos de las coberturas por las que se asegura: fallecimiento, invalidez permanente total, invalidez permanente parcial, gran invalidez, etc. que se deben adaptar a la descripción hecha por la Seguridad Social y que deben estar correctamente definidas en la póliza para evitar desagradables sorpresas para el empresario. Hay que tener en cuenta, que el asegurado está obligado a indemnizar al trabajador en cualquiera de los casos establecidos en el convenio independientemente de si la póliza se ajusta o no al texto del mismo.

Hacemos que la póliza se adapte automáticamente a las modificaciones que se aprueben en el convenio en el mismo momento en que se producen. Así evitamos que tu te olvides de comunicárnoslo, siendo propio asegurador de la diferencia entre el antiguo convenio y el nuevo. A final de año te regularizaremos el importe de la diferencia.

Te ayudamos a establecer criterios para incorporar a su convenio colectivo un seguro de accidentes –si no lo hubiera-En ocasiones, el convenio colectivo de una empresa no establece la obligación de contratar un seguro colectivo, pero el empresario desea hacerlo por su cuenta en beneficio de los trabajadores. Podemos ayudarte en el diseño e implantación de un seguro. Por ejemplo: una empresa puede adoptar un convenio superior de otra provincia o una comunidad autónoma, o hacerlo a la medida de tus necesidades.

Otras coberturas menos usuales y no menos importantes deben ser conocidas por ti. Por ejemplo: podemos cubrir la diferencia entre el salario que habitualmente percibe el trabajador y el que percibe en situación de baja, sin que esto suponga un gran gasto para la empresa.

Qué exclusiones debes conocer sobre las que te se conviertes en propio asegurador. En general estas exclusiones son comunes a todos los contratos de seguro. Puede ocurrir que el trabajador accidentado lo fuera a consecuencia de un estado de embriaguez manifiesta, se autolesione u otro comportamiento doloso.

También te explicaremos cómo reducir, en la medida de lo posible, el coste del seguro, mediante declaraciones de altas y bajas de los trabajadores, para que su empresa pague exactamente por las personas aseguradas, y por supuesto, buscando entre las distintas compañías – de reconocida solvencia- el importe más bajo con la cobertura más amplia necesaria.

Nos ocupamos de regularizar la póliza atendiendo a los criterios por los que se fijó el precio del seguro: número de trabajadores de media anual. Es justo que la compañía cobre por el riesgo que asegura.

Revisamos la tasa o valor aplicado. Con el Tiempo, a medida que la empresa se hace grande, aumentan aquellos parámetros que fueron la base para la contratación de la póliza. En el caso de los trabajadores, promovemos una reducción de esos índices que se establecen para cada tramo. Por ejemplo: si se contrató la póliza con 10 trabajadores a un precio de 30 euros por trabajador/año, cuando sean 20 los trabajadores la tasa, a modo de ejemplo, puede ser de 26 euros por trabajador/ año.

Toda esta información te será ofrecida durante la vida del contrato, con repasos y revisiones periódicas que tú nos puedes solicitar en cualquier momento.

Seguros de responsabilidad civil

Seguros de responsabilidad civil ver seguro

Definimos en términos aseguradores la actividad desarrollada en la empresa, para que ningún proceso que pueda agravar el riego quede fuera del conocimiento de la compañía evitando, en caso de siniestro, que pueda reducirse la indemnización. Por ejemplo: la actividad fuera de los locales de la empresa, para trabajos de reparación o montaje.

También querremos saber dónde se realiza la actividad: España, Europa, Estados Unidos, etc, para buscar cobertura en todo el territorio.

Te asesoramos sobre las personas físicas o jurídicas que actúan en el contrato de seguro y cómo podemos hacer que los intereses de todos queden cubiertos. Por ejemplo, cubrir la responsabilidad de sus delegaciones franquiciadas o las responsabilidades derivadas de los inmuebles en el caso de que el inmueble sea propiedad de una empresa patrimonial del asegurado.

Qué coberturas pueden incluirse o excluirse, por ejemplo: responsabilidad civil patronal, cruzada, de trabajos fuera, etc.

Otras coberturas menos usuales y no menos importantes deben ser conocidas por ti: como la responsabilidad civil de riesgos medioambientales, la responsabilidad civil profesional, etc.

Qué exclusiones debes conocer sobre las que te conviertes en propio asegurador. En general estas exclusiones son comunes a todos los contratos de seguro. Puede ocurrir que alguna sea susceptible de ser contratada mediante un seguro específico. Por ejemplo: contaminación gradual, responsabilidad civil de los administradores y directivos y la unión y mezcla de productos fabricados o suministrados.

Nos ocupamos de regularizar la póliza atendiendo a los criterios por los que se fijó el precio del seguro:
volumen de facturación o número de empleados o cualquier otro criterio que se hubiera establecido. Es justo que la compañía cobre por el riesgo que asegura.

Revisamos la tasa o valor aplicado. Con el Tiempo, a medida que la empresa se hace grande, aumentan aquellos parámetros que fueron la base para la contratación de la póliza. En el caso de la cifra de ventas a crédito, promovemos una reducción de esos índices que se establecen para cada tramo. Por ejemplo: para cierta actividad, con 1.000.000 de euros de facturación, si se aplica una tasa de 0.35 por mil para 2.000.000 de euros, la tasa podría ser del 0.29.

También te explicaremos cómo reducir, en la medida de lo posible, el coste del seguro
mediante franquicias (importes del siniestro a cargo del asegurado), sistemas de prevención y, por supuesto, buscando entre las distintas compañías – de reconocida solvencia- el importe más bajo con la cobertura más amplia necesaria.

Toda esta información te será ofrecida durante la vida del contrato, con repasos y revisiones periódicas que tú nos puedes solicitar en cualquier momento.

Seguros de automóviles para la empresa

Seguros de automóviles para la empresa ver seguro

Atendemos las distintas peculiaridades que pueden darse en el seguro de autos. Cada empresa es un mundo, y como tal, tiene distintas necesidades de aseguramiento, de organización y de gestión de tu flota de vehículos.

En cada vehículo nuevo nos proponemos dar la mejor cotización, trasladando a cada uno la bonificación más alta obtenida y buscando entre las compañías con las que trabajamos la oferta más adecuada para sus necesidades.

Te ofreceremos fórmulas alternativas para reducir el coste de tu cuenta de seguros, ya sea mediante franquicias (en el caso del todo riesgo), aseguramiento a “pérdida total” – solo se cubren los daños al vehículo en caso de siniestro total- o ampliando la cobertura de terceros con incendio y robo.

Te informaremos sobre la obligatoriedad de contratar el seguro de circulación para los vehículos que circulan en el recinto de la industria aunque no estén matriculados.
Las carretillas elevadoras y otros vehículos industriales autotransportados deben disponer de seguro de circulación aún no estando matriculados ya que el seguro de la industria sólo cubre los daños durante las labores de carga y descarga del vehículo inmóvil. Una vez en circulación se precisa contratar el seguro de automóviles.

Te proponemos una administración unificada de la flota para mejorar la gestión de la misma, con un único vencimiento para todo los vehículos, un único recibo anual o fraccionado por semestres o trimestres, con certificados para cada uno de los vehículos que componen la flota. Según el comportamiento siniestral de la misma, se renueva la póliza en unas condiciones u otras.

Te asesoramos sobre las personas físicas o jurídicas que actúan en el contrato de y cómo podemos hacer que los intereses de todos queden cubiertos. Por ejemplo, el conductor, los acompañantes, el propietario, las empresas de renting, etc.

Te explicamos los conceptos por los que se valoran los vehículos y sus accesorios: el valor de nuevo y el valor venal y en que ocasiones se utiliza uno u otro criterio.

Te indicamos los riesgos sobre los que podemos ofrecerte cobertura y sobre los que no:vehículos en puertos o aeropuertos, vehículos conducidos por personas sin permiso de conducir comunitario, etc.

Cuáles son las coberturas más necesarias y cuales las menos. Por ejemplo, te recomendamos la contratación de la rotura de cristales. Al contratar esa cobertura, se incluyen automáticamente los riesgos extraordinarios, es decir, aquellos riesgos cubiertos por el Consorcio de compensación de Seguros, tales como la inundación o la tempestad ciclónica atípica o los actos terroristas.

Qué coberturas pueden ampliarse o reducirse, como por ejemplo la responsabilidad civil de la carga o del remolque, objetos en portaequipajes, etc.

Otras coberturas menos usuales y no menos importantes deben ser conocidas por ti:
Por ejemplo: los daños ocasionados por el vehículo en reposo, en almacenes, parkings o en la vía pública, por incendio u otros.
Qué exclusiones debes conocer sobre las que te conviertes en propio asegurador.
En general estas exclusiones son comunes a todos los contratos de seguro. En especial hay que tener en cuenta que es necesario declarar a los conductores menores de 25 años o con menos de dos años de carné. No hacerlo puede suponer que aún pagando la compañía el siniestro, ésta repercuta contra el propietario del vehículo por “declaraciones falsas o inexactas”, con el prejuicio económico que supondría para el asegurado.

También te explicaremos cómo reducir, en la medida de lo posible, el coste del seguro,
mediante franquicias (importes del siniestro a cargo del asegurado) en el caso del seguro a todo riesgo y por supuesto, buscando entre las distintas compañías – de reconocida solvencia- el importe más bajo con la cobertura más amplia necesaria.

Toda esta información te será ofrecida durante la vida del contrato, con repasos y revisiones periódicas que tú nos puedes solicitar en cualquier momento.

Especialización

Se basa en tres aspectos fundamentales

Gerencia de Riesgos

  • La identificación, análisis y evaluación de la situación de riesgo del cliente.
  • Escenarios complejos: hacemos pólizas que requieren coberturas especiales, análisis detallados y soluciones imaginativas.
  • En el entorno de la empresa, de actividades profesionales y seguros para particulares de nivel alto/muy alto.

Conocimiento de los productos y el sector

Nosotros, al igual que tu empresa, necesitamos una constante puesta al día para conocer los productos que ofrecen las distintas compañías aseguradoras y cuales se adaptan mejor a cada caso y la única manera de lograrlo es con formación:

Horas de formación
2009 – 1.318,00
2010 – 1.149,50
2011 –    740,95
2012 – 1.803,63
2013 –    878,70

Atención personalizada

“Durante todo el proceso de contratación y, posteriormente, durante la vida de la póliza nuestro compromiso es la prestación de un servicio inmejorable.”

Para ello, ponemos a tú disposición un equipo compuesto por seis profesionales expertos en las distintas áreas de aseguramiento y una plantilla de 10 personas, formadas, muy motivadas y preparadas para solucionar cualquier duda y gestionar eficazmente tu cuenta de seguros.

En particular, nuestro compromiso se fundamenta en:

  • La adecuación de los valores a asegurar.
  • La sugerencia de las garantías a cubrir.
  • La información sobre las limitaciones y exclusiones que afectan al contrato.
  • La emisión de la póliza y su formalización.

Y se amplía durante la vida del contrato a:

  • La atención de los siniestros.
  • Las modificaciones por ampliación, reducción, variación o agravación del riesgo, etc.
  • La gestión de recibos.
  • El control y el seguimiento de los procedimientos.

Todo ello con la certificación de calidad ISO 9001 – 2008, otorgado por BVQI (BUREAU VERITAS CERTIFICATION)

urquia-oficinas-lateral