Condena a Ibercaja por no devolver a un cliente el importe de los recibos de dos seguros que canceló.

Hace años que las entidades financieras realizan malas prácticas en la contratación de seguros, por ejemplo: falsa obligatoriedad de contratar seguros a cambio de préstamos; aprovechar la información que dan los recibos de seguros que pasan por sus manos para hacer ofertas a sus clientes; no permitir la anulación de seguros que se han contratado a través de la propia entidad… El problema se resolvería si se denunciaran estas prácticas que todos conocen.

Ibercaja ha sido condenada por un Juzgado de Zaragoza por no devolver a un cliente los recibos de dos seguros contratados, relacionados con un préstamo hipotecario, de los que había cursado orden de cancelación.

La sentencia reconoce probados los hechos denunciados y destaca la resolución del Banco de España acreditativa de que dicha actuación se apartó de las buenas prácticas y usos bancarios. Por ello se ha condenado a la entidad financiera a pagar la cantidad de 555,52 euros, más los intereses legales y las costas procesales.

Antes de llegar a la vía judicial, el Colegio de Mediadores de Aragón, intentó encontrar una solución para el cliente recurriendo al Banco de España, y a pesar de que esta entidad publicó una resolución favorable al reclamante, la entidad no la aceptó y siguió negándose a devolverle al cliente el dinero de los recibos.  

Ya sabes, si eres un cliente afectado, lo mejor es denunciarlo.