1.- Casos que no cubre el seguro de tu coche.

En el Seguro obligatorio

Las pólizas básicas de seguro obligatorio cubren la responsabilidad civil del conductor frente a terceros, pero no los daños personales ni materiales que sufran el coche y el conductor cuando éste sea culpable de un accidente. Sí que cubriría los daños del resto de ocupantes, ya que es un seguro a terceros. Sin embargo, en el caso de que los desperfectos se produzcan a bienes del cónyuge o familiares del conductor hasta tercer grado de consanguinidad o afinidad, no están cubiertos.

Además, en el caso de sustracción del vehículo y de que quien lo conduzca provoque un accidente con el mismo, los daños personales y materiales producidos con motivo de su circulación serán indemnizados por el Consorcio de Compensación de Seguros que, una vez identificado legalmente el culpable, podrá exigirle que asuma estos daños.

No obstante, el seguro obligatorio se suele complementar con la contratación de coberturas voluntarias que amplían la protección del vehículo o, incluso, de una póliza a todo riesgo que, además de los daños a terceros, cubre también los propios del coche. Cada compañía tiene sus propios productos, con lo que no hay un seguro estándar. En este sentido, cada cobertura puede tener sus propias exclusiones, con lo que es necesario leer bien la letra pequeña de cada contrato.