Primero veamos unas cifras

  • 8,4 millones de viviendas no tienen seguro de hogar, un tercio del total.
  • 3 millones de asegurados no saben ni cuál es su compañía de seguros actual.
  • 10 millones de propietarios no saben la cantidad por la que tienen aseguradas sus viviendas
  • 13 millones de propietarios ignora las coberturas que tiene contratadas
  • El 40% de los propietarios confiesa que no vuelve a revisar las condiciones y el precio de sus pólizas después de contratarlas
  • Se calcula que existen aproximadamente 10 millones de viviendas infraaseguradas (por debajo de su valor real).
  • Casi 17 millones de propietarios desconocen qué pasaría con el pago de su hipoteca si su vivienda se destruye por un siniestro
  • y casi 18 millones no saben quién se haría cargo de los daños causados a los vecinos.

El infraseguro: Las casas españolas están aseguradas un 32% por debajo de su valor real. Esto significa que en caso de siniestro, la indemnización se reduce, de media, un 32 %. Es decir, el asegurado se hace cargo del mismo porcentaje de indemnización que el que deja de asegurar.

En el caso de la responsabilidad civil, es decir los daños ocasionados a terceros, por ejemplo al vecino, el límite de indemnización fijado en el seguro también puede ser insuficiente.

Es importante que revisemos periódicamente el seguro de hogar, no sólo en cuanto a valores asegurados, sino por las variaciones que haya podido haber en cuanto a protecciones de la vivienda, compra de joyas y objetos de valor, uso al que se destina, desocupación, revalorización del coste de la construcción, etc.

Nadie mejor que el propio asegurado para conocer el valor de sus cosas, pero a veces es necesario utilizar alguna tabla de valoración como la que Urquía & Bas pone a tu disposición en el siguiente enlace.

Clicando aquí, puedes descargar  el documento y podrás comprobar si el capital asegurado de tu seguro se corresponde aproximadamente con la realidad.