No es ilegal. Es posible, pero “contar con dos seguros es un gasto impropio y generador de una serie de riesgos y situaciones desagradables dada la concurrencia de seguros”.

Y es que cuando se tienen dos seguros es de obligado cumplimiento –sino es así se considera fraude- comunicar a cada uno que existe el otro seguro, el tomador deberá comunicar dicho siniestro a ambas compañías aseguradoras.

Además en caso de producirse un siniestro, hay que ponerlo en conocimiento de las dos aseguradoras y que sean estas las que se pongan de acuerdo para el pago –pudiendo ser éste un proceso tedioso que repercuta en la resolución del siniestro-.