Las próximas vacaciones nos vamos de viaje a…

Aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de contratar una póliza de asistencia en viaje para tu familia.

El seguro de viaje

Cuando decidimos emprender un viaje particular, familiar o de negocios hay que pensar acerca de la conveniencia de contratar un seguro de viaje. Mediante estos seguros se nos garantizan soluciones a los problemas que nos pueden surgir en el transcurso del mismo, ya se trate de una cancelación, el extravío de los equipajes, una enfermedad súbita u otra contingencia.
En algunos paquetes de viaje nos ofrecen cobertura, más o menos amplia, sobre estas u otras incidencias. Es importante fijarse en qué coberturas se contratan y con qué límites, para no tener disgustos innecesarios. Estos seguros también pueden contratarse separadamente, acudiendo a tu mediador de seguros, que te propondrá la fórmula más ajustada a tus necesidades.
A continuación, te ofrecemos 9 recomendaciones que te serán de utilidad para contratar tu seguro de asistencia en viaje.

1-Obligatoriedad del seguro de viaje.

Hay destinos que exigen póliza de asistencia en viaje para poder entrar en el país (como, por ejemplo: Cuba, Rusia o Argelia). Estos países no admiten cualquier seguro. El viajero debe cerciorarse de que la compañía de seguros que presta el servicio está autorizada en el país.

2-Coberturas y exclusiones del seguro.

Compara distintos productos para saber qué incluye y qué no incluye tu seguro de viaje. En ocasiones, por un pequeño coste extra, merece la pena contratar una póliza más completa, especialmente en lo que se refiere a asistencia médica.

3-Número de viajes que se realizan al año.

Conociendo la frecuencia con la que viajas, puede convenirte la contratación de una póliza anual, en vez de temporal. Así, tendrás cubiertos todos los desplazamientos que realices en el transcurso del año, los 365 días, y a un precio más económico.

4-Actividades deportivas.

No todas las prácticas deportivas están cubiertas en todas las pólizas. El viajero debe informarse sobre qué tipo de actividades están incluidas y cuáles no. En muchos casos es posible asegurarlas por un mínimo porcentaje de incremento.

5-Número de personas que van a viajar. Elige tu seguro en función de si viajas en solitario, con la familia, o con un grupo numeroso de personas.

6-Cobertura de desplazamiento y estancia de un acompañante en caso de hospitalización.

En caso de que necesites ser hospitalizado durante el viaje, escoge un seguro que cubra los gastos de traslado y estancia de otra persona en tu destino de vacaciones.

7-Sistema sanitario del país de destino.

Es conveniente informarse sobre la calidad del sistema sanitario del país al que viajamos y del coste que puede suponer recibir asistencia médica en destino. Por ejemplo, en países como EEUU y algunos destinos de Asia, recibir asistencia puede conllevar un gasto elevado. Esta información te ayudará a configurar el seguro de viaje perfecto con las ampliaciones necesarias en gastos médicos, repatriación, etc.

8-Quien corre con los gastos en un primer momento ¿el seguro o el asegurado?

Ten este factor en cuenta si no vas a poder hacer frente a posibles gastos imprevistos. Por ejemplo, en caso de seguros a reembolso, el asegurado abona los servicios y presenta las facturas a su regreso. Lo ideal siempre es que la aseguradora pague directamente el servicio en caso de recibir asistencia médica y evitar que el asegurado tenga que hacer frente a altos desembolsos. Asegúrate también de que tu seguro no incluye franquicia.

 

9-Compañias especialistas en asistencia en viaje.

Elige una compañía especializada en este segmento, son las que tienen mayor experiencia y los mejores recursos y, mejor aún, con la mediación de tu corredor de seguros, que te asesorará sobre el seguro que más se ajusta a tus necesidades.

Feliz viaje.